Cargando...

Información científica (Español)

MARCELA (Achyrocline satureoides)

DEFINICION

Con el nombre de “Marcela” se designa entre 20 y 30 especies afroamericanas del género Achyrocline DC., de las cuales las principales son: A. satureioides, A. tormentosa, A. alata., A. flaccida. (1-5)

SINONIMOS CIENTIFICOS

Achyrocline candicans, Egletes viscosa, Gnaphalium candicans, G. satureioides (1-5)

SINONIMOS VULGARES

Recibe el nombre de Marcela o Marcela Hembra o Marcela blanca - A. satureioides - o Marcela Macho o Marcela amarilla - A. flaccida- (Argentina y Uruguay), Macela o Macela-do-campo o Marcela-da-mata o Perpétua do Mato Suso (Brasil), Huira huira (Guatemala), Yatey-caá o pirayu (Paraguay). (1-4).

CARACTERES ORGANOLEPTICOS

Las inflorescencias presentan un olor característico y color amarillo dorado (1-3).

DESCRIPCION MACROSCOPICA

Especie perteneciente a la familia de las Asteraceae, tribu Inuleae (4). Es una planta sufrúctice, de altura cercana a los 80 cm, aromática, perenne, muy ramificada, erecta, con hojas lineales o lineal-lanceoladas, alternas, enteras, sésiles, blanquecino-tomentosas, sobre todo en el envés, de hasta unos 5 cm de largo y hasta 4 mm de ancho. Tallo cubierto por una pilosidad corta y lanosa de color blanquecino. Las flores se disponen en capítulos terminales aglomerados en ovillos tupidos cimosos, de color gris amarillento o amarillo dorado, pequeños, numerosos, con flores dimorfas, las periféricas femeninas en número de tres a seis, filiformes; las centrales tubulosas, hermafroditas, en número de uno o dos. Fruto aquenio con papus blanco, áspero. La floración ocurre a finales del verano.

La parte utilizada es la aérea y en especial las inflorescencias, aunque también se utiliza la planta entera (1-7).

DESCRIPCION MICROSCOPICA

La lámina de la hoja presenta un margen ligera o claramente robusto, con epidermis adaxial y abaxial uniestratificadas, formadas por células con paredes externas rectas o papilosas, con contorno poligonal o sinuoso en vista superficial y rectangulares o irregulares en transección. Sus estomas son anomocíticos, envueltos por cuatro células epidérmicas (extraordinariamente cinco), generalmente sobreelevados. Los tricomas se pueden encontrar diseminados en ambas superficies, básicamente de dos tipos: pluricelular uniseriado flageliforme aseptado y glandular biseriado. El mesófilo posee en su estructura dorsiventral, parénquima en empalizada formado por una única capa de células prismáticas y un parénquima esponjoso formado de tres a siete capas celulares con grandes meatos. Nervio central con haz vacular de contorno subcircular, reniforme o cordiforme, proyectado en todos los casos hacia la superficie adaxial de la hoja como una costilla colenquimática sobresaliente. Presenta además nervios de segundo y menor orden proyectados o no hacia el envés como costillas colenquimática de células notorias; corrientemente numerosas, dispersos en el mesófilo. En algunas especies (A. citrina, A. raminosissima, A. satureioides) se observa una notable depresión en el epófilo, en correspondencia con las nervaduras de segundo orden subyacentes.

Los tricomas flageliformes poseen un pie pluricelular, un cuerpo formado por un número de células que varía entre dos y siete según la especie, además una célula terminal (“látigo”) aseptada, recurva y de longitud variable. Pueden observarse dos tipos de tricomas glandulares, uno biseriado pedunculado, desprovisto en cutícula vesicular (presentes en A. alata y A. hyperchlora) y otros biseriados vesiculosos sésiles (presente en todas las especies con excepción de A. hyperchora). La cutícula vesicular recubre las últimas células de las series, encerrando las sustancias secretadas, que se identificaron como aceites esenciales. Por otra parte, la longitud de estas dos células terminales es en todos los casos mayores que la de las restantes que componen el cuerpo del tricoma, pudiendo ser globulosa (A. alata) o elongadas. (1, 5, 6)

DESCRIPCION MACROSCOPICA DEL POLVO

La droga está constituida fundamentalmente por las inflorescencias, aunque se hallan hojas, escapos florales y tallos. Es de color amarillo dorado y de aspecto lanoso debido a la gran cantidad de pelos flageliformes que posee.

La droga fragmentada muestra glomérulos de capítulos, porciones de corola, abundantes granos de polen (triporados, espiculiformes), brácteas del involucro, trozos de epidermis que muestran los estomas de tipo anomocítico, tricomas flageliformes, fragmentos de elementos conductores y parénquima axial, grupos de traqueidas, porciones de tallos. (5, 6)

DISTRIBUCION GEOGRAFICA

Es una planta indígena propia del sudeste de América del Sur. Común en los arenales, cerros, sierras y campos pedregosos del Uruguay(1). En este país las principales especies son: A. satureioides, A. flaccida, y eventualmente A. alata. Abarca además Brasil (desde Minas Gerais) y Argentina (crece desde las provincias de Salta y Jujuy hasta el Río Negro, principalmente en regiones serranas – provincias del norte y centro- , en la mesopotamia y dunas costeras de la provincia de Buenos Aires). (2, 7, 9). en Argentina las especies de mayor distribución son A. alata, A. flaccida, A. satureioides y A. tormentosa(7).

IDENTIFICACION

Identificación botánica:

La droga es identificada, según la presencia de caracteres macro y microscópicos específicos, nombrados anteriormente, según es redactado en Gattuso S. et. al. 1998.

Identificación química:

Las especies principales pueden ser identificadas por la diferenciación en la presencia de ciertos compuestos utilizando por ejemplo la técnica de Cromatografía en dos dimensiones como sigue.

Sembrar una alícuota del extracto etanólico obtenido por Shoxlet de la especie estudiada, sobre papel Whatman 3 MM para cromatografía (47 x 50 cm) y desarrollar la cromatografía utilizando como fases móviles t-butanol:ácido acético:agua (3:1:1) y 15% de ácido acético. (7-8) La placa es examinada sobre luz ultravioleta (365 nm) y posteriormente con vapores de iodo.

El perfil cromatográfico de cada especie debe coincidir con el siguiente(7):

A. alata. en esta especie se comprobó la presencia exclusiva de apigenina. Además el perfil cromatográfico difiere notablemente del de las demás especies dado que no presenta acúmulos de compuestos.

A. flaccida: se caracteriza fundamentalmente por la presencia de epoxibutoxiderivados.

A. satureioides: la presencia de cafeoilcalerianinas caracteriza a esta especie.

A. tormentosa: esta especie se caracteriza por la presencia de luteolina y de 5,7,4'-triOH-8,3'-diOMe-flavanona.

ENSAYOS DE PUREZA

Material Extraño: Máximo 4% de pedúnculos, pecíolos y frutos. Máximo 2% de inflorescencias alteradas. Máximo 0,5% de otros elementos extraños.

Humedad: Máximo 10%

Cenizas totales: Máximo 8%

Censas insolubles en ácido: Máximo 3%.

Aspecto de la solución: El extracto etanólico obtenido bajo las condiciones antes nombradas debe ser transparente de color amarillo amarronado oscuro.

CUANTIFICACION

Pesar exactamente, cerca de 0,4g de la droga pulverizada (400 µg) y colocar en un balón de fondo redondo de 100 mL. Agregar 1 mL de solución acuosa de metenamina SR, 20 mL de acetona y 2 mL de ácido clorídrico. Calentar sobre relujo, durante 30 minuto. Filtrar la mezcla en algodón para un balón volumétrico de 100 mL. retornar el residuo de la droga y el algodón al mismo balón de fondo redondo, adicionar 20 mL de acetona. calentar a reflujo durante 10 minutos. Filtrar para el mismo balón volumétrico de 100 mL. Cuando la solución se encuentra a temperatura ambiente ajustar el volumen para 100 mL con acetona. En una bola de decantación, tratar 20 mL de esta solución con 20 mL de agua y extraer con 15 mL de acetato de etilo, repitiendo tres veces, con porciones de 10 mL de acetato de etilo. Reunir las fases de acetato de etilo y lavarlas en una bola de decantación, con 2 porciones de 50 mL de agua, transfiriendo la fase de acetato de etilo para un balón volumétrico de 50 mL, completándose el volumen con acetato de etilo (Solución madre, SM). A 10 mL de la SM adicionar el reactivo de Cloreto de aluminio SR, diluyéndose a 25 mL con solución metanólica de ácido acético SR (Solución Muestra). Preparar una solución de comparación diluyendo 10 mL de la SM a 25 mL en balón volumétrico con solución metanólica de ácido acético SR. Después de 30 minutos, medir la absorbancia de la solución muestra a 425 nm, en cubetas de 1 cm de espesor, utilizando la solución de comparación para ajuste de cero.

Cloreto de aluminio SR: Disolver 2g de cloreto de aluminio en 100 mL de metanol.

Solución metanólica de ácido acético SR: Disolver 5 mL de ácido acético en 100 mL de metanol.

Metanamina SR: Disolver 0,5 g de metanamina en 100 mL de agua.

Calcular la cantidad de flavonoides totales, siguiendo la expresión:

Q =        A x 62500


 500 x m x (100-Pd)

en donde:

A = absorbancia medida

m = masa de la droga (g)

Pd = determinación de agua (%)

El resultado es expresado en porcentaje (p/p) de flavonoides calculados como quercetina (C15H10O7).

COMPUESTOS QUIMICOS MAYORITARIOS

Las acciones terapéuticas mencionadas en la literatura posiblemente guardan relación con el alto contenido de polifenoles que aparecen en los extractos (7, 10, 11). En este caso, se trata de flavonoides (mayoritariamente 3-O-metilquercetina, Luteolina, Quercetina ) y derivados del ácido cafeico (10-18)

DOSEAMIENTO

La determinación y cuantificación de los flavonoides principales del extracto etanólico del género Achyrocline se realiza mediante HPLC, utilizando una columna CLC-ODS (M) RP-18, 5 mm, 250 x 4 mm i.d., como fase móvil se utiliza una mezcla de metanol- ácido fosfórico 16 M (53:47, v/v), con un flujo de 0.6 mL/min, a una temperatura de 23 ± 1ºC (19). Los derivados del ácido cafeico pueden cuantificarse espectrofotométricamente (20).

USOS ETNOBOTANICOS

La infusión de las flores se ha empleado para el tratamiento de cólicos nerviosos, epilepsia, problemas gástricos, diarrea y disentería, además se emplea para la regulación de la menstruación (en este caso se emplea la planta entera), hipocolesterolemiante, antiespasmódico y analgésico, sedante, hipoglucimiante, emenagoga y el asma. Se utiliza de forma tópica (además de infusión) como anti-inflamatorio. Es empleada bajo forma de jarabe en el caso del tratamiento de gripes y resfríos (21-28). La decocción de los capítulos de Achyrocline flaccida en Uruguay se usa para teñir lana virgen(1).

ACCIONES FARMACOLOGICAS

El análisis fitoquímico de muestras de A. satureioides ha demostrado que ésta es una fuente rica de flavonoides, que ha incluido a la ciencia inclusive compuestos nuevos. Muchas de sus propiedades se atribuyen a estos flavonoides así como otros sesquiterpenos y monoterpenos que fueron aislados. (11, 17, 27)

Varios estudios sobre los extractos de Marcela han demostrado diversas actividades como ser antiinflamatoria local (27, 29, 30), antimicótica, antibacteriana, antiviral actividad, antiherpética (27, 28, 31-32), antioxidante (27, 33-36), analgésica, antiespasmódica, sedante (27, 37), hepatoprotectora (38), inmunomoduladora (39, 40). El extracto acuoso aplicado sobre organismos procariotas ha exhibido actividad mutagénica, genotóxica (23, 21). En 1996, investigadores en Texas encontraron que el extracto acuoso de flores de “Macela” secas poseen propiedades antiviral in vitro en células de T-Limfoblastoides infectadas con HIV, esta propiedad anti-HIV potencial, combinada con sus acciones inmunoestimulantes ha fomentado el uso de la “Marcela” en investigaciones para futuros medicamentos contra el SIDA (41, 42).

En “screening” farmacológicos de plantas medicinales popularmente empleadas como antiinflamatorias, Achyrocline satureioides presentó la mayor actividad de este tipo. Los extractos acuosos y etanólicos de las flores, demostraron inhibir el edema de patas de ratas producidos por carragenina. Se ha determinado una actividad antiinflamatoria significativa para quercetina, 3-oxi-quercetina y luteolina, flavonoides presentes de los extractos de las flores de Marcela.( 29-31, 37)

Generalmente una sustancia dotada de propiedades antiinflamatorias presenta asociada una actividad analgésica. En estudios con ratones y ratas empleando el método de “writhing” inducido por ácido acético administrado intraperitonealmente, la “Marcela” presentó resultados positivos, que podrían ser derivados de una actividad analgésica inespecífica, ya que por una producción de dolor por medios químicos usualmente resulta una respuesta inflamatoria. La actividad analgésica obtenida podría estar entonces, directamente relacionada con la acción antiinflamatoria pronunciada, si esta presenta un mecanismo de acción análogo a los antiinflamatorios no esteroidales, o sea inhibición de la síntesis de prostaglandinas. Es por lo anterior que, para la confirmación de esta propiedad analgésica se debería efectuar estudios más específicos que los realizados. (27, 37)

La acción antibacteriana ha sido estudiada sobre Staphylococcus aureus como flora patógena de la piel, esta actividad puede ser atribuida a la presencia del ácido caféico y así como la quercetina en los extractos acuosos. En A. flaccida se hallaron tres compuestos con actividad antiviral y antibacteriana: quercetin-3-metileter, 4',2,4-tri-OH-6-metoxichalcona y el 7,4-di-OH-5-metoxiflavona. (11, 28, 30, 43) Con referencia a la actividad antiherpética, la misma sería atributo de los ácidos polifenólicos, los cuales reducirían la capacidad infectante del virus. En A. atalata se observó una actividad antiherpética in vitro del 99,8% la cual es atribuída a la presencia de 3-metoxiflavona.(32)

Se ha relatado actividad espasmolítica de los extractos alcohólico e hidroalcóholico de las flores de A. satureioides. Análisis cromatográficos de estos extractos demostraron la presencia marcante de flavonoides como quercetina y 3-metoxi-quercetina, que en experimentos in vitro demostraron resultados positivos, lo que habla al respecto del antagonismo de las contracciones producidas por la acetilcolina, contatándose la actividad antiespasmódica. La 3-metoxi-quercetina mostró ser más potente que la quecetina, en cuanto al poder antagonista de la actividad acontráctil inducida por la acetilcolina.(27, 37)

Se ha observado que aquellas sustancias que presentan actividad espamolítica y analgésica inhiben también la motilidad intestinal (44), a pesar de esto el efectuar test que confirmen este hecho con extractos de flores de “Marcela” administrados intra peritoneal, no se encontró ninguna correlación (37).

Se han efectuado investigaciones en las cuales se trabajó sobre el efecto sedante del extracto acuosos de A. satureioides. La potenciación del sueño barbitúrico puede ser observada 30 minutos luego de la administración del extracto, lo que indicaría la presencia de sustancias con propiedades depresoras del Sistema Nervioso Central en el extracto. (27, 37) Nor-yangonina es una de las sustancias aisladas de “Marcela” la cual podría estar relacionada con este efecto (45).

Posiblemente la actividad colerética de los extractos de “Marcela” atribuida popularmente (23, 25-26), se puede relacionar con la presencia de ácido cafeico y derivados (7, 9, 11, 14), ya que a estos compuestos se les ha podido comprobar la influencia sobre la secreción biliar (47).

Por su parte, investigadores alemanes, trabajando sobre humanos y ratones con extractos de la planta seca entera, observaron que la fracción polisacarídica, administrada por vía intraperitoneal en ratones, posee actividad inmunoestimulante, provocada fundamentalmente por un incremento de la actividad fagocítica (39,40).

Se observó además que el extracto de flores de Macela inhibe in vitro el crecimiento de células cancerígenas (47), así como una actividad mutagénica y genotóxica sobre organismos procariotas que puede ser atribuida a la presencia de quercetina (21, 48) y efectos líticos así como mutagénicos frente a Trypanosoma cruzi (49).

CONTRAINDICACIONES

Existe buena documentación sobre las propiedades hipoglucimiante de esta planta (50), por lo que personas con hipoglicemia y/o diabetes deben usarla supervisando sus niveles de glucosa en sangre.

Debido a los estudios que se han efectuado sobre el poder sedante de este vegetal, es importante destacarla posible interacción que puede darse entre el consumo de extractos de “Marcela” y fármacos que posean barbitúricos como drogas (37).

TOXICIDAD

Los ensayos efectuados sobre las flores de A. satureioides efectuados hasta el momento cambios coportamentales en la mortandad de animales, pudiéndose inferir que estos extractos no presentan toxicidad aguda (37).

Algunos flavonoides aislados de A. satureioides han sido investigados en cuanto a su toxicidad. Quercetina, por ejemplo, fue evaluada por una probable toxicidad crónica en estudios llevados adelante por Ambrose et al. 1952, quién relata ausencia de toxicidad crónica para quercetina, siendo esta administrada al 1% en dieta de ratas y conejos por 410 días (51). A pesar de ésto, como se dijo anteriormente la quercetina ha presentado actividad mutagénica para bacterias (test de Ames), lo cual no necesariamente es indicativo de daños en organismos superiores, pero deja una puerta para estudios posteriores (21, 40, 48).Por su parte, gluscósidos de luteolina fueron administrandos a ratones via-asubcutánea, en una concentración de 0.5 g/Kg, mostrándose perfectamente tolerable (43).

ALMACENAMIENTO

El material vegetal es almacenado en recipientes bien cerrados, al abrigo de la luz y el calor.

REFERENCIAS

1) Alonso Paz E., Bassagoda M. y Ferreira F.. Yuyos: Uso Racional de llas Plantas Medicinales. Ed. Fin de Siglo. Facultad de Química, Montevideo, Uruguay, 1992.

2)   Alonso J. R. Tratado de Fitomedicina. Bases Clínicas y Farmacológicas. Ed. ISIS, Buenos Aires, Argentina, 1998.

3) De Almeida E.R. Plantas Medicinais Brasileiras, Conhecimentos Populares e Cientificos. Ed. Hemus, Sao Paulo, Brasil.

4) Fundaquim, red Propymes, Uru.tec, Fundasol, GTZ. Aportes para el desarrollo del sector de plantas medicinales y aromáticas en el Uruguay, Montevideo, Uruguay, 2004.

5) Amat A. El uso de caracteres histofoliares en la identificación de las especies argentinas del género Achyrocline DC. (Asteraceae). Acta Farmacéutica Bonaerense 1988; 7(2):75-83.

6) Gattuso S., Gattuso M. Caracteres anatómicos y exomorfológicos distintivos de Achyrocline satureioides (Lam.) DC (Asteraceae – Inuleae)“. Acta Farmacéutica Bonaerense, 1998; 17 (4):255-261.

7) Broussalis A, Ferraro G, Gurni A & Coussio J. Aspectos fitoquímicos de especies argentinas del género Achyrocline. Acta Farmacéutica Bonaerense 1989; 8(1): 11-16.

8) Mandich, L., Bittner M., Silva M. & Barros C. Phytochemical Screening of medicinal plants studies of flavonoids. Rev. Latinoamer. Quim. 1984; 15(2): 80-82.

9) López P, Broussalis A, Rodríguez M, Coussio J & Ferraro G. Análisis de muestras comerciales de  marcela  (Achyrocline satureioides). Acta Farmacéutica Bonaerense 1996; 15(4): 243-249.

10) Mesquita A., De B. Correa D., De Pádua A., Guedes Am., Gottlieb G. Flavonoids from four compositae species. Phytochemistry 1986; 25(5): 1255-1256.

11) Hirschmann, G.S. The Constituents of Achyrocline satureioides Dc. Rev Latinoamer Quim 1984; 15(3): 134-135

12) Ferraro G., Norbedo C. & Coussio J. Polyphenols from Achyrocline satureioides. Phytochemistry 1981; 20(8): 2053-2054.

13) Norbedo C., Ferraro G., Coussio J.D., Flavanoids from Achyrocline flaccida Phytochemistry 1984; 23(11): 2698-2700.

14) Broussalis A., Ferraro G., Gurni A., Coussio J.D. Phenolic Constituents of four Achyrocline species. Biochem. Sist.. Ecol. 1988, 16: 401-402.

15) Petrovick R., Knorst M. Characterization of a concentrated extract of Achyrocline satureioides as an intermediary product in preparation of an ointment. Phytother. Res. 1991, 5: 237-238.

16) Labuckas D.O., Maestri D.M., Grosso N.R., Zygadlo J.A. Essential Oliz of Achyrocline satureioides, Achyrocline alata and Achyrocline tomentosa. Planta Médica 1999, 65: 184-186.

17) Lorenzo D., Tai-Seraffini L., Santos A.C., Frizzo C.D. et al Achyrocline satureioides essential Olid from Southern Brazil and Uruguay. Planta Médica 2000, 66: 476-477.

18) Lamaty G., Menut C., Bessiere J.M., Schenkel E.P., Dos Santos M.A., Basan V. The chemical composition of some Achyrocline satureioides and Achyrocline alata Oliz from Brazil. J. Ess. Oil. Res. 1991, 3: 317-321.

19) De Souza K.C.B. , Schapoval E.E.S., Bassani V.L., LC determination of flavonoids: separation of quercetin, luteolin and 3-O-methylquercetin in Achyrocline satureioides preparations. J. of Pharm. and Biomed. Analysis 2002, 28: 771-777

20) Martino V., Ferraro G.E., Debenedetti S.L., Coussio J.D. Determinación espectrofotométrica del contenido de ácidos cafeoilquinicos en especies argentinas de Compuestas usadas en medicina popular. Acta Farmacéutica Bonaerense 1989, 8: 3-9.

21) Vargas V., Motta V., Leitao A. & Henriques J.; Mutagenic and Genotoxic Effects of Aqueous Extracts of Achyrocline satureoides. Prokaryotic Organisms. Mutat Res. 1990, 240(1): 13-18.

22) Rocha, M. Effects of Hydroalcoholic extracts of Portulaca pilosa and Achyrocline satureioides on urinary sodium and potassium excretion. J. Ethnopharmacol 1994, 43(3): 179-183.

23) Gonzalez, A. et al. Biological Screening of Uruguayan Medicinal Plants. J. Ethnopharmacol 1993, 39(3): 134-135.

24) Amat A. Taxones de Compuestas Bonaerenses críticos para la Investigación Farmacológica. Acta Farmacéutica Bonaerense 1983; 2(1):23-36.

25) Zardini, E.M. Etnobotánica de Compuestas argentinas con especial referencia a su uso farmacológico. Acta Farmacéutica Bonaerense 1984; 3(1):77-99.

26) González, M., Lombardo A., Valarino A. Plantas de la medicina vulgar del Uruguay. Ed., Montevideo, Uruguay, 1939.

27) Simôes, C.M., et.al. Pharmacological Investigations on Achyrocline satureioides (Lam).Dc., Compositae. J Ethnopharmacol 1988; 22(3):281-293.

28) Zenon S.M., Ceriatti F.S, Rovera M., Sabibi L.J., Ramos B.A. Search for antiviral activity of certain medicinal plants from Cordoba, Argentina. Rev. Latinoam. Microbiol, 1999, 31(8):59-62

29) Simôes, C.M. Anti-inflamatory action of Achyrocline satureioides extracts applied topically. Fitoterapia 1988; 59(5):419-21

30) Handa S., Chawla A., Sharma A., Plants with antiinflammatory activity. Fitoterapia 1992; 63(1):3-31

31) Gutkind G.; Marino V.; Graña N.; Coussio J., and De Torres R. Screening of South American plants for biological activity. Fitoterapia 1981; LII(5):213-218

32) García G., Campos R., De Torres R., Broussalis A. et al. Antiherpetic activity of some Agentine medicinal plants. Fitoterapia 1990, 61:542-546

33) Desmarchelier, C.; Coussio, J.; Ciccia G. Antioxidant and free radical scavenging effects in extracts of the medicinal herb Achyrocline satureioides (Lam.) DC. (“marcela”). Brazilian J. of Med. and Biol. Res. 1998; 31:1163-1170.

34) Desmarchelier, C. et al. Antioxidant and prooxidant activities in aqeous extracts of Argentine plants. Int. J. Pharmacog 1997; 35(2):116-120.

35) M. Polydoro, K.C.B. de Souza, M.E. Andrades, E.G. Da Silva, F. Bonatto, J. Heydrich, F. Dal-Pizzol, E.E.S. Schapoval, V.L. Bassanib, J.C.F. Moreira. Antioxidant, a pro-oxidant and cytotoxic effects of Achyrocline satureioides extracts. Life Sci. 2004; 74:2815–2826

36) Gugliucci, A., et al. Three different pathways for human LDL oxidation are inhibited in vitro by water extract of the medicinal herb Achyrocline Satureioides. Life Sci. 2002; 45(1):57-61.

37) Simôes, C.M.; Investigaçao química, farmacológica de Achyrocline satureioides D.C. Compositae, Porto Alegre, 1984.

38) Kadarian, C., et al. Hepatoprotective activity of Achyrocline satureioides (Lam) D.C.” Pharmacol. Res. 2002; 45 (1):57-61.

39) Wagner, H., et.al., 1985 Immunostimulating Polysaccharides (Heteroglycans) of Higher Plants. Arzneim-Forsch 1985; 35(7):1069-1075

40) Santos, A. L. G., et al. Immunomodulatory effect of Achyrocline saturioides (Lam.) D.C. aqueous extracts. Phytother. Res. 1999; 13(1):65-66.

41) Abdel-Malek, S, et.al. Drug Leads from the Kallawaya Herbalists of Bolivia. 1. Background, Rationale, Protocol and Anti-HIV Activity. J Ethnopharmacol 1996; 50:157-166

42) Zanon, S. M., et al. Search for antiviral activity of certain medicinal plants from Cordoba, Argentina. Rev. Latinoamer. Microbiol. 1999; 41(2):59-62.

43) Anesini, C., et al. Screening of plants used in Argentine folk medicine for antimicrobial activity. J. Ethnopharmacol. 1993; 39(2):119-128.

44) Janseen, P. & Jageneau, A.H. A new series of potent analgesics; Part 1- Chemical structure and pharmacological activity J. Pharm. Pharmacol. 1957; 9:381-400.

45) Kaloga, M. Et al. Isolierung eines Kawapyrona aus Achyrocline satureioides. J. Med. Plant Res. 1983; 48:103-104.

46) Torck, M.; Bézanger-Beauquesene, L.; Robelet, A. Recherces sur les flavonoides des Légumineuses. II.-Étude pharmacologique. Ann. Pharm. Franç. 1971; 29(4):297-304.

47) Arisawa, M. Cell growth inhibition of KB cells by plant extracts. Nat. Med. 1994; 48(4):338-347.

48) Bjeldanes, L.F. & Chang, G.W. Mutagenic activity of quercetin and related compounds. Science 1977; 197:577-578.

49) Inchausti, A.; Ascurra, M.; Acosta, N.; Rodríguez, E.; Fournet, A.; Mutagenicity, insecticidal and trypanocidal activity of some paraguayan Asteraceae. J. Ethnopharmacol; 45(1):47-50.

50) Camey, J.R., et al. Achyrofuran, a new antihyperglycemic dibenzofuran from the South American medicinal plant Achyrocline satureioides. J. Nat. Prod. 2002; 65(2):203-205.

51) Ambrose, A.M.; Robbins, D.J.; Deeds, F. Chronic and acute toxicities of some flavonoids. J. Am. Pharm. Assoc. 1952; 41:119.

Facebook

Facebook